El desconocimiento de un idioma es la principal barrera para poder crecer y desarrollarse en un país extranjero, de eso están conscientes todos los inmigrantes. Pero el deseo de superación personal y de lograr una mejor condición de vida hace que cada día miles de personas dejen sus patrias para aventurarse en otra nación en busca de asegurar futuro estable.

En Embajadores, el barrio más multicultural del Distrito Centro, se fundó hace 14 años la Asociación para la Integración Lingüística del Inmigrante en Madrid (Asilim) con el fin de que todos los extranjeros en disposición de aprender español reciban docencia de manera gratuita, con profesores altamente capacitados.

 

 “Este barrio multicultural demanda actividades de enseñanza de lengua”. 

Azucena Lorenzo, presidenta de Asilim, explica que el objetivo de este proyecto, que cumple con los estándares del Marco Común Europeo para la Enseñanza de Lengua Extranjera, es que ningún inmigrante se quede sin aprender español por falta de recursos económicos.

En función de la demanda se abren nuevos cursos por diferentes niveles, desde el que no tiene ningún conocimiento del idioma e intenta alfabetizarse, hasta el que aspira a leer, escribir y hablar correctamente el español como segunda lengua.

Asilim cuenta con 25 profesores que además de las clases de español para extranjero imparte de forma casi personalizada alfabetización para adultos y lectoescritura para neolectores. “Una de las cosas que hacemos en las clases de alfabetización y de enseñanza del español es que mínimo haya dos profesores por clase, porque creemos que los estudiantes necesitan una atención personalizada, ya que no todos tienen el mismo grado de asimilación de los contenidos”, señala Lorenzo.

Los estudiantes son movidos de clases dependiendo de su evolución y aprendizaje, para que estén rodeados de personas que van a su mismo nivel para que puedan compartir sus experiencias.

Deserción de clases

Asociación para la Integración Lingüística del Inmigrante en Madrid
Azucena Lorenzo presidenta de Asilim y miembro fundadora.

Lorenzo reconoce que hay cierta irregularidad en la asistencia a clases, pero aclara que ésta no se produce por desmotivación del alumno, sino por otros factores como motivos laborales, de movilización y familiares. “Son personas que vienen a trabajar para mejorar sus condiciones de vida por lo que a veces vienen y se disculpan con el cuerpo docente porque no podrán seguir viniendo a clases”, relata.

Recursos económicos

Asilim no recibe fondos del Gobierno para el manejo de la Asociación, indica su presidenta. “Todo lo que se gestiona aquí es voluntario, los profesores no cobramos por las clases que impartimos en el local de Asilim, el cual se paga con el esfuerzo de los socios que son amigos y colaboradores que hacen aportaciones individuales a la causa”.

En Asilim también se imparten talleres a bajo costo para la formación continua de profesores de español como lengua extranjera y esos fondos se destinan a la gestión de la entidad académica. Otra forma de mantener el proyecto en pie es dar clases de español en otras instituciones, como La Casa Encendida, que también se encuentra en Embajadores.

 

 

 

CYNTHIA MARLENE ABREU GARCIA

about Cynthia Abreu

Magíster en Periodismo Digital de la Universidad Antonio de Nebrija y licenciada en Comunicación Social (mención periodismo) de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Ejerce su profesión desde hace cinco años en el Periódico HOY de República Dominicana

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>