Enfermedades Olvidadas

Por. María M. Cabrera

Madrid, España. La ceguera es la falta de visión que radica en la pérdida total o parcial del sentido de la vista de la persona.

Más específicamente, hablamos de personas con ceguera para referirnos a aquellas que no ven nada en absoluto o solamente tienen una ligera percepción de luz (pueden ser capaces de distinguir entre luz y oscuridad, pero no la forma de los objetos).

Los defectos genéticos sirven de referencia para causar ceguera,  les ocurre a las personas con albinismo que usualmente sufren de deterioro a la vista extendido al grado de ceguera parcial.

Las personas con una visión inferior a 20/200 con gafas o lentes de contacto se consideran legalmente ciegas.  Foto externa.

Las personas con una visión inferior a 20/200 con gafas o lentes de contacto se consideran legalmente ciegas. Foto externa.

La ceguera, discapacidad visual más común en el mundo, puede limitar a las personas en la realización de tareas cotidianas y afectar su calidad de vida, así como sus posibilidades de interacción con el mundo circundante. Por ello, en este trabajo nos hemos enfocado y limitado a tratar, dentro de los tipos de ceguera, la “oncocercosis o ceguera de los ríos”.

Esta patología es una enfermedad provocada por el parásito Onchocerca volvulus, que se transmite por la picadura de moscas negras infectadas, las cuales se crían en ríos rápidos y arroyos, sobre todo, en aldeas remotas situadas cerca de tierras fértiles donde la población depende de la agricultura.

Parásitos que se encuentran en los archivos de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. Foto, María M. Cabrera.

Parásitos que se encuentran en los archivos de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. Foto, María M. Cabrera.

La ceguera de los ríos se detectó por primera vez en Colombia en 1965, y desde entonces y hasta 1989, se hicieron tres evaluaciones que reportaron personas afectadas en la región del río Chuare (municipio de López de Micay, Cauca), surgiendo de aquí su nombre.

Sin embargo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS)  en el 2013, certificó a Colombia como el primer país del mundo en erradicar la oncocercosis o “ceguera de los ríos”.

La estrategia para eliminar la oncocercosis en Colombia se basó en dar tratamiento con el antiparasitario ivermectina –donado por el laboratorio Merck- a toda la población, suministrándolo dos veces al año, durante 12 años consecutivos. De esta manera se interrumpió la transmisión.

Además, se crearon actividades de movilización social, participación comunitaria, educación, fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica, mejoramiento de las condiciones básicas de salud y saneamiento básico.

Esta enfermedad tropical afecta a 18 millones de personas en el mundo, siendo la segunda causa de ceguera del planeta. Afecta más a los hombres que a las mujeres, porque trabajan más cerca de los ríos, lugar donde se reproducen las moscas negras, esto según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las personas infectadas por la mosca negra pueden presentar síntomas como, prurito intenso y diversas lesiones en la piel, así como desarrollar lesiones oculares que pueden producir discapacidad visual y ceguera permanente.

Larvas de moscas, archivo de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. Foto, María M. Cabrera.

Larvas de moscas, archivo de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. Foto, María M. Cabrera.

La oncocercosis ocular llega a producir en el ojo una infección  que resulta en comezón, enrojecimiento, sensibilidad a la luz, creando vulnerabilidad a enfermedades oculares como el glaucoma, las cataratas y, finalmente, la ceguera.

Las secuelas adquiridas por esta enfermedad son que la visión periférica se ve reducida y la función visual limitada. También se producen uveítis, atrofia del nervio óptico y otras alteraciones en la retina que, en conjunto, causan ceguera irreversible.

Sobre esta patología, el Dr. Francisco Bolás Fernández, catedrático de Parasitología de la Facultad de Farmacia  en la Universidad Complétense de Madrid (UCM), explicó, que la oncocercosis mantiene sus ojos endémicos y su desarrollo dentro de  Centro América, América Latina  y en África subsahariana, producida por un gusano que lesiona la piel y puede llegar a producir graves daños en los ojos hasta dejar ciegas a las personas.


El gráfico muestra que dentro de los países de Latinoamérica, el país con más casos de ceguera de los ríos es Venezuela, registrando un 65% de la población.

La Oncocercosis en Venezuela fue reportada por primera vez en 1948 en la región que comprende los estados de Aragua, Carabobo, Guárico, Cojedes, Miranda y Yaracuy.

El segundo país más afectado es el de México, país donde el foco de infección producida por el parasito afectó un 18% de la comunidad.

 

 

 

 

Deja un comentario

Instagram did not return a 200.

https://instagram.com/enfermedades_olvidadas/

Error: You are not connected to Twitter.