Enfermedades Olvidadas
Tripanosomiasis o enfermedad del sueño. Foto externa.

Por. María M. Cabrera

Madrid.  La Tripanosomiasis o enfermedad del sueño,  es una enfermedad parasitaria que se distribuye en África central, producida por unos protozoos que son los Tripanosomas  cuyo agente transmisor o vector es un insecto llamado vulgarmente la mosca tse-tsé perteneciente al género Glossina.

Los casos que se han registrado en España de esta enfermedad han sido mínimos debido a que las personas que la padecen es porque la han adquirido al viajar a los países endémicos en donde se encuentra la mosca infecciosa.

Sobre este particular, el doctor,  Francisco Bolás Fernández, catedrático de Parasitología de la Facultad de Farmacia  en la Universidad Complétense de Madrid (UCM), ha señalado que en España hay algún que otro caso esporádico, precisando  que en Europa la  casuística media registrada en los últimos años gira en torno a unos 4-6 casos al año. La mayoría acontecen después de un viaje a Centro África, principalmente por motivos turísticos  y en menor escala por viajes de negocios, inmigrantes y refugiados.


Mosca tsetse. Foto externa

Mosca tsetse. Foto externa

Las moscas están restringidas a aéreas tropicales de África que abarca desde el sur del desierto de Sahara hasta prácticamente los países  ubicados al norte de Sudáfrica, es en esa área donde se produce el escenario de la enfermedad del sueño.

Existen dos tipos de enfermedad del sueño, denominados según las áreas de África donde se encuentran. La tripanosomiasis de África Occidental y la tripanosomiasis de África Oriental.  En ambas aéreas la epidemiologia de las especies de los vectores es distinta pues tienen áreas geográficas determinadas y también se diferencian en cuanto a la gravedad del proceso infeccioso que originan.

La tripanosomiasis de África Occidental es de un curso más lento de tal manera que la duración de la enfermedad, desde que se adquiere hasta que produce la muerte si no se trata, suele estar entre un año y medio a dos años.

En la tripanosomiasis de África Oriental están implicadas  especie que son de una hábitat mas silvestre  y por tanto se sostiene entre el hombre y una serie de fauna doméstica pero también silvestre, por tanto es una autentica enfermedad de tipo zoonótico. El control es mucho más difícil porque no solo hay que actuar sobre la población humana, sino que  los reservorios  están manteniendo esa enfermedad en un área geográfica de sabana como es el caso de África central y oriental.

Clínicamente es una enfermedad grave de curso rápido que aproximadamente en varios meses o como mucho en un año produce la muerte. Por ello la enfermedad del sueño de tipo áfricano oriental tiene peor pronóstico y es más difícil de atajar que la occidental.

La forma occidental, si bien zoonótica también, está más restringida al ámbito peridoméstico. La evolución clínica es de curso más lento, de tal manera que el proceso, desde que se adquiere hasta que produce la muerte si no se trata, suele durar entre un año y medio y dos años.

Los síntomas, son parecidos, al principio siempre hay una fase aguda donde los parásitos se multiplican en sangre y linfa, con presencia de fiebre, dolor de cabeza, malestar e inflamación de ganglios y hepato-esplenomegalia. Esa es la fase aguda que luego da paso a la fase crónica en la que los parásitos alcanzan el  sistema nervioso central, ahí empieza el estado crónico de la enfermedad que se traduce a lo que se conoce como “enfermedad del sueño”.

Aparece un descontrol nervioso, estados de euforia alternando con depresión, incoordinación motora y la persona se va deteriorando cada vez más y más hasta que acaba en una postración, finalizando en un coma que determina la muerte.

El control pasa por el correcto diagnóstico y tratamiento de los enfermos, así como por las medidas destinadas a disminuir la prevalencia del vector y su acceso al ser humano. Nada se consigue con tratar  a los enfermos si la población de mosca tse-tsé sigue siendo alta.

En el caso de la occidental, al ser de ámbito mas doméstico, es preciso conocer el grado de infección de los animales de abasto (ovejas, cabra, cerdos, vacas etc.), en contacto mas próximo con el  hombre.

Hay tratamientos, tanto para una como para el otro pero con diferentes fármacos, ante la forma oriental y occidental  y distintos fármacos frente a la forma aguda que como en la forma crónica.

El tratamiento es farmacológico, no hay vacunas. Para la  forma aguda es suficiente con que el fármaco se distribuya sistemáticamente pero para la forma crónica, además tiene que pasar la barrera hematoencefálica que es una barrera protectora de acceso de sustancias exógenas al cerebro y, en este caso, si no llegan al cerebro no se pueden tratar.

Aunque la enfermedad se puede contraer a cualquier edad, los más vulnerables son las personas adultas con alto  grado de exposición a la picadura por la  mosca tse-tsé. Ciertos profesionales como los agricultores, ganaderos y cazadores son los más afectados por la enfermedad.

Deja un comentario

Instagram did not return a 200.

https://instagram.com/enfermedades_olvidadas/

Error: You are not connected to Twitter.