Escapadas

Una visita al Louvre siguiendo las claves del Código Da Vinci

Museo del Louvre, París
Tayana
Escrito por Tayana

Visitar París es, y ha sido siempre, un anhelo para muchos. Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad es el Museo de Louvre por donde transitan a diario miles de turistas, interesados en apreciar la extensa colección de obras artísticas que allí se exhiben. Recorrer  el museo puede ser una interesante escapada, de manera especial para los seguidores de ‘El Código Da Vinci’, ya que en él está ambientada esta obra tan controversial de Dan Brown.

Las famosas  pinturas de Leonardo Da Vinci que se exhiben en el Louvre son las piezas centrales del libro. En ellas se encuentran las pistas que llevarán al experto en simbología Robert Landon, personaje principal,  a descifrar el mensaje encontrado junto al cadáver del conservador del museo, que fue asesinado en extrañas circunstancias.

La Gioconda / Foto: Escape Literario

La Gioconda | Foto: Escape Literario

La Virgen de las Rocas, que no es precisamente una de las pinturas más conocidas de Da Vinci, fue la escogida por Dan Brown como uno de los elementos más importantes para resolver el enigma que encierra la trama en su libro.

Como todo aquel que visita el Louvre, los protagonistas del libro-que no estaban precisamente de visita- tuvieron que darse una vuelta por los salones más concurridos del museo, la sala de La Gioconda, donde se encuentra la obra maestra del renombrado pintor así como otras de sus creaciones.

Otro de los elementos  del museo, destacados en el ‘Código Da Vinci’, es la Pirámide de I.M. Pei. que hoy día funciona como la entrada principal al museo. Mucho más protagonismo recibe la Pirámide Invertida. La imaginación de Dan Brown ha convertido esta estructura en una pieza enigmática, dándole una visión esotérica y religiosa que antes no poseía.
Otros lugares de París donde se desarrollan importantes escenas de ‘El Código Da Vinci’  son la Iglesia de Saint Sulpice  y la calle la Rue Haxo donde está situado el Banco de Depósitos de Zurich. 

 

 

Deja un comentario