El cafetín Tertulias

Noche del Poeta Muerto: Sylvia Plath VS Emily Dickinson

La noche del poeta muerto
Tayana
Escrito por Tayana

La librería café La Fugitiva organizó ayer la 2ª Noche del Poeta Muerto una actividad que cada mes reúne a un grupo de personas para conocer sobre la vida y obras de destacados poetas. En esta ocasión se realizó una comparación entre los poemas de Sylvia Plath y Emily Dickinson. 

La tarde comenzaba a agonizar cuando el aire se perfumó de los versos de Sylvia Plath y Emily Dickinson. Los poemas se esparcían  sin prisa acariciando los cientos de libros que adornan las paredes, las mesas y hasta las sillas de La Fugitiva Librería Café.

Minutos antes de empezar, la actividad había dado un giro repentino. En principio, La Noche del Poeta Muerto estaba orientada a conocer un poco sobre la poetisa estadounidense Hilda Doolittle, pero, como algunos de los presentes no entendían el idioma inglés, a votación decidimos confrontar a Dickinson y a Plath.

Tertulia en La Fugitiva

Tertulia en La Fugitiva | Foto: Escape Literario

Debían ser al menos las 8 de la noche cuando se formaron dos equipos. Cada uno de los integrantes de los grupos leería un poema de una de estas escritoras y votaría por el que más le gustara. Entre poemas fuimos comentando sobre el ambiente en que se desenvolvían ambas poetas y, que a juicio de los presentes, habla un poco de la forma de escribir de cada una.

La competencia estuvo reñida, pero al final los poemas de Plath, que describen la muerte de una forma más tangible, vencieron a los de Dickinson que lo hacen de modo más abstracto.

Conoce a las poetas

Sylvia Plath (1932-1963)
Escritora estadounidense reconocida como una de las principales cultivadoras del género de la poesía confesional. Su obra más destacada es La Campana de Cristal.

Emily Dickinson (1830-1886)
Poetisa estadounidense, su obra permaneció inédita y oculta hasta después de su muerte. Los únicos tres poemas que se publicaron mientras estuvo viva fueron: A Valentine, The Snake y Success.

Los que leímos los poemas de Plath recibimos como premio un delicioso trozo de pastel de chocolate que compartimos con el equipo de Dickinson. Rondaba la media noche cuando nos hicimos una foto en grupo y dijimos hasta luego, no sin antes pautar el próximo encuentro para leer los poemas de amor de Gabriela Mistral y Alejandra Pizarnik.

Nos fuimos a casa con el agradable sabor a versos y a chocolate en el paladar, y esperando ansiosos el día del próximo encuentro.

Deja un comentario