Escapadas

En un lugar de La Mancha… seguimos los pasos de Don Quijote

Los molinos de viento de Castilla la Mancha
Tayana
Escrito por Tayana

Tener el privilegio de leer la obra ‘Don Quijote de la Mancha’ es, sin lugar a dudas, poner a volar la imaginación por aquellos senderos de Castilla-La Mancha, enfrentando gigantes junto al ‘Caballero de la Triste Figura’. Poder visitar los lugares que componen la ‘Ruta de Don Quijote’ es sentirse parte de ese universo plasmado en la obra maestra de Miguel de Cervantes.

Desde la publicación de ‘Don Quijote de la Mancha‘ en 1605, se han generado controversias al tratar de establecer cuáles fueron los pueblos recorridos en las aventuras del ingenioso hidalgo, ideado por la pluma cervantina. Esto ha llevado a varios autores a trazar, la que ha su juicio es, la ruta descrita por Cervantes.

Ruta de Don Quijote

Ruta de Don Quijote / Foto: Flickr

Han surgido así diversas rutas, pero todos están de acuerdo en que la historia transcurre esencialmente en el territorio que hoy compone la comunidad de Castilla-La Mancha. Son Toledo, Cuenca, Ciudad Real, Guadalajara y Albacete algunas de las provincias más destacadas en las aventuras del Caballero.

El recorrido ecoturístico, denominado como ‘Ruta de Don Quijote‘, incluye 2.500 kilómetros, comprendidos en 148 municipios. En cada uno de ellos los visitantes tienen la oportunidad de conocer sobre el valor histórico y cultural de esos pueblos, apreciar su riqueza arquitectónica y aprender sobre su cultura.

En esta ruta se unen los más interesantes lugares destacados en la obra, mediante un conjunto de caminos históricos y vías pecuarias estratégicamente señalizados. En 2007 la ruta  fue declarada Itinerario Cultural Europeo por  el Consejo de Europa.

Paradas de rigor

Si estás pensando hacer una escapada por la ‘Ruta de Don Quijote’, puedes seguir los diez tramos propuestos por el Patronato de Turismo de Castilla-La Mancha o bien elegir una de las rutas alternativas. Escoge tú la ruta que quieras, pero no olvides hacer paradas en los lugares más emblemáticos.

Escudo de Don Quijote en tienda de Toledo

Escudo en tienda de Toledo / Foto: Escape Literario

Toledo es donde inicia la ruta oficial. En cada esquina se respira un agradable olor a literatura. Las figuras de los personajes principales de ‘Don Quijote de la Mancha’ y una serie de objetos alusivos a la novela adornan las calles y las tiendas.

Debes hacer una parada obligatoria en Ciudad Real, Campo de Criptana, donde se encuentran los gigantes, o mejor dicho, los molinos de viento contra los que luchó el ingenioso caballero. Y por supuesto,  no debes dejar de visitar El Toboso, lugar donde vivía Dulcinea, la amada de Don Quijote.

En las proximidades de Ossa de Montiel encontrarás La Cueva de Montesinos, donde se desarrollan dos de las aventuras más interesantes de Don Quijote, y el Castillo de Rochafrida.

Si eres de los que disfrutas estar en contacto con la naturaleza, la ‘Ruta de Don Quijote’ te va a encantar. El recorrido incluye una diversidad de encantadores espacios naturales, como las lagunas Longar y Altillo, el Parque Nacional de Ruidera y la Sierra de Alcaraz.

El Sabor manchego

Pisto manchego

Pisto / Foto: Flickr

Sea cual sea la ruta que escojas para hacer este interesante recorrido, recuerda que lo más importante es que disfrutes el viaje y te dejes contagiar del sabor manchego. Y si de sabor hablamos, aprovecha para probar las recetas tradicionales de esas tierras, como las lasgachas, el pisto, asadillo o el famosísimo queso manchego.

Deja un comentario